Entrevista a profesorado ELE internacional: Lourdes Enero

A través de entrevistas realizadas a profesionales de distintos países y continentes, se han examinado temas como la formación de los docentes, los métodos de enseñanza utilizados, las dificultades encontradas en el aula y las posibles soluciones a estos problemas.

En esta ocasión entrevistamos a Lourdes Enero.

Lourdes Enero Reneses, licenciada en Filología Alemana por la Universidad Complutense de Madrid, Máster de Enseñanza de Español como Lengua Extranjera (URJC), Máster en Formación e Investigación Literaria y Teatral en el Contexto Europeo (UNED),  traductora de diferentes tipos de textos y correctora de Estilo en traducciones del alemán al español, examinadora acreditada de los DELE del Instituto Cervantes para todos los niveles y coordinadora de estos en la FH Kufstein Tirol (centro asociado).

    Desde hace 15 años enseña Español en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Kufstein, en Tirol, Austria y desde hace 6 años se encarga de coordinar las segundas lenguas (español, francés, italiano, ruso, chino) en el centro de idiomas de la misma universidad.

    Anteriormente fue lectora invitada en la Universidad Johannes Kepler de Linz (Austria) donde impartió clases de español como asignatura optativa y dirigió el laboratorio de idiomas del centro. Lectora externa en la Universidad de Salzburgo (Filología Hispánica) en las asignaturas de Traducción y Producción de Textos, profesora autónoma de alemán en diferentes empresas con sucursal en Madrid (Osborne, Red Bull) y de Español en Austria (Bosch, Komperdell, Camaro…).

    Ha participado en numerosos seminarios y formaciones para profesores de español siendo su especialización la creación y organización de unidades didácticas adaptadas a los diferentes niveles de español.

    Todos mis alumnos son del ámbito Universitario, porque en la Universidad donde trabajo es obligatorio estudiar un idioma extranjero siempre que se acredite que tienes buen dominio del inglés (nivel B2).

    Más o menos un 50 % de los estudiantes ha aprendido español en la secundaria y quieren perfeccionar sus conocimientos, por eso toman el español como asignatura.

    Otra de las razones por las que eligen el español, es porque tienen la obligación de hacer uno o dos semestres en el extranjero y nuestra universidad tiene contratos con más de 200 universidades en todo el mundo, siendo España y Latinoamérica dos de las zonas donde más plazas se ofertan para este intercambio, de forma que las opciones de completar el aprendizaje de la lengua son muy altas.

    En el ámbito centroeuropeo, el aprendizaje del español sigue en auge debido en gran parte a que la mayoría de los estudiantes ya tienen conocimientos en otras lenguas románicas (italiano, francés) y el español les ofrece una parte lúdica (musical, cultural) que motiva a elegirlo.

    No puedo afirmar que haya entidades que apoyen al sector de la enseñanza de español en la región. De hecho, aquí en Austria hay y ha habido desde hace muchos años más apoyo a otras lenguas románicas como el italiano (por proximidad con el norte de Italia y país principal receptor de turista austríaco) y el francés (lengua necesaria para todo el entorno de hostelería, una de las principales fuentes de ingresos de Austria).

    Desde mi punto de vista, el español seguirá siendo uno de los idiomas con más potencial de aprendizaje aquí en Austria/Centroeuropa: América Latina es un destino muy atractivo para los estudiantes y para futuros negocios con empresas de esta zona (desarrollo de propuestas medioambientales, transporte, reciclaje) y no debemos olvidar que España sigue siendo uno de los principales destinos turísticos a buen precio y a máximo 2 horas de vuelo de distancia.

    Las cifras de los cursos de idiomas en nuestra universidad nos siguen mostrando que desde hace 15/20 años el español es el idioma por el que muestran más interés los estudiantes que comienzan sus estudios. En proporción, podemos decir que suele haber el doble de cursos en español que en otras lenguas (partiendo del hecho de que los estudiantes son los que eligen qué idioma cursar).

    En cuanto a integrar una evaluación sumativa y formativa útil para ambas partes, y ya hablando después de la experiencia Covid, donde tuvimos que darle mil vueltas a una nueva forma de enseñar y evaluar, hemos aprendido que flexibilizar el aprendizaje es mucho más motivador para estudiantes y profesorado. Con flexibilizar me refiero a no centrarnos tanto en exámenes finales, notas, ejercicios fijos del libro (sí, también necesarios, pero como complemento), sino en el trabajo por tareas, ayudando a reflexionar al estudiante sobre su propio aprendizaje, mostrando material real, motivándole a ver su serie favorita en español o a escuchar podcasts de su interés y pedirles un feed back, o  creando un grupo de whatsapp con el grupo donde toda la información sea en español, conectarlos con otros estudiantes hispanohablantes, crear un portfolio de aprendizaje , ofrecerle las diferencias de una misma estructura gramatical con otras lenguas que conoce como el inglés, en definitiva, humanizar el aprendizaje.

    ¿Quieres leer más novedades de FEDELE?

    Haz clic en el siguiente botón para ver las últimas noticias.