Programa de español para grupos escolares de inmersión cultural y lingüística online: el punto de vista de una profesora

En esta entrada AIL Madrid nos envía el testimonio de una de las profesoras que ha podido disfrutar de un programa online con su clase.

En el nuevo contexto que estamos atravesando como sociedad, se nos presentan nuevos retos y desafíos a los profesores de español. Gracias al avance tecnológico, hoy contamos con diversas herramientas digitales que nos permiten acercarnos y generar espacios de aprendizaje sin importar la distancia física. Por eso, comparto con vosotros mi experiencia con el Programa Online de Español para Grupos Escolares de AIL Madrid, el cual ofrece clases de español y actividades culturales a “a la carta”: estas pueden combinarse en función de los intereses de vuestra clase.

Programa de español online para grupos escolares

Enseñar español online a jóvenes estudiantes

El programa está orientado a enseñar español online a jóvenes estudiantes con objetivos personalizados. Actualmente, soy profesora de español en Polonia y tenía un grupo de alumnos de último año de instituto interesados en viajar a Madrid para aprender español en un contexto de inmersión en la cultura local. Dadas las restricciones a los viajes por la pandemia, les ofrecí la oportunidad de realizar un programa online. Cuando me puse a investigar las opciones disponibles, el programa de AIL Madrid fue el que se ganó mi elección, ya que ofrecen la posibilidad de adaptar los contenidos a medida.

Aunque mis alumnos han tenido clases de español como segunda lengua en nuestra escuela, el nivel que exige la preparación para la universidad demanda conocimientos específicos, con lo cual necesitaba encontrar un programa que se adaptara a sus necesidades. Mis alumnos se inscribieron entonces en el programa de inmersión de 20 horas, y decidimos combinar 10 clases académicas de español con 10 horas de actividades culturales.

AIL Madrid me ofreció observar las clases impartidas por sus profesores nativos y de esa forma pude actualizarme observando otros estilos y métodos de enseñanza. Al conectarme a las clases, pude observar mucha motivación por parte de los chicos: no se mostraron tímidos para participar en clase, algo que suele ocurrir normalmente con otros estudiantes de español a la hora de exponer las tareas al grupo. Esto generó que las clases fueran fluidas y que el aprendizaje progresara a un ritmo ideal. La dinámica de la clase funcionó con agilidad ya que, al ser compañeros de escuela, los estudiantes se mostraron predispuestos a comunicarse y conversar entre ellos para poner en práctica los conocimientos. También he notado un gran compromiso por parte del grupo para resolver los ejercicios propuestos por los profesores de AIL Madrid.

Clases de cultura

Es sobre todo en las clases de cultura de España donde los estudiantes demostraron mayor motivación, ya que casi toda la práctica de este segmento del programa está centrada en las habilidades orales al conversar sobre fiestas, comida y tradiciones locales. En este ambiente distendido, los alumnos se interesaron como si estuvieran realmente en España. Entre los talleres que más disfrutaron, destacaron el paseo virtual por el centro de Madrid y el taller sobre series españolas; por ejemplo, el taller sobre La Casa de Papel, en donde los chicos hablaron sobre sus personajes favoritos y fue todo un éxito. ¡Algunos de ellos incluso se disfrazaron con la típica máscara de Dalí que usan los protagonistas! Lo mejor fue que la propuesta de disfrazarse nació de ellos mismos, lo cual me dio la pauta de que estaban más que entusiasmados.

Otro taller que resultó muy divertido fue el de español coloquial… a los adolescentes les encanta aprender el español informal de los nativos… ¡sobre todo, las palabrotas!, e incluso yo pude aprender algunas cosas que no sabía.

Sin dudas recomiendo el programa de AIL Madrid a mis colegas. La oportunidad que presenta el aula virtual permite incentivar a los estudiantes de español más jóvenes a aprender en forma efectiva, y, en mi caso, puedo aseguraros que las nuevas metodologías pedagógicas mantienen a los jóvenes estudiantes motivados. Como profesora, os animo a aprovechar esta oportunidad para generar una experiencia de inmersión cultural y lingüística que estimula a los jóvenes a incorporar el español de forma natural y efectiva.

Ágata, profesora de español en Varsovia

Menú