En Enele 2019 se han inscrito profesores de 13 nacionalidades y 18 países

Jane Arnold, creadora y coordinadora de Enele 2019:
‘Diseñé Enele como un encuentro en el que formarse y pasarlo bien, como un merecido premio a un año de trabajo docente’

Del 8 al 12 de julio se celebra en la Universidad de Cádiz el V Encuentro Internacional de Desarrollo Profesional en ELE, Enele 2019, en el que FEDELE vuelve a ser entidad colaboradora. Hemos entrevistado a Jane Arnold, creadora y coordinadora del encuentro Enele y directora académica de Language and Cultural Encounters-LCE, entidad coorganizadora junto al Centro Superior de Lenguas Modernas de la UCA

¿Qué te llevó a crear un encuentro como Enele?
Llevo muchísimo tiempo asistiendo a jornadas, encuentros, congresos… Muchos de ellos están muy bien organizados y la calidad de sus ponentes es altísima. Pero yo quería algo más. Además de traer a ponentes de reconocido prestigio internacional, quería buscar un tiempo y un espacio para compartir experiencias docentes, saber qué hacen mis colegas en sus clases, para disfrutar al tiempo que aprender, para generar una comunidad de aprendizaje que fuera más allá del evento. Los docentes de segundas lenguas, sobre todo los de español como lengua extranjera (ELE), se forman mucho y muy bien. Pero nuestra labor diaria puede ser dura, por eso diseñé Enele como un encuentro en el que formarse y pasarlo bien, como un merecido premio a un año de trabajo docente.

Esta es ya la quinta edición. ¿Cómo ha evolucionado el encuentro en estos cinco años?
¿Qué diferencia a Enele de otros cursos de Desarrollo Profesional en ELE?
Creo que un cambio muy significativo se llevó a cabo al decidir celebrarlo en Cádiz y no en Sevilla como fue la primera edición. La “tacita de plata” nos recibió estupendamente con sus suaves temperaturas, sus playas, su gastronomía, su historia, su carnaval… En este sentido, fue también fundamental la incorporación del Centro Superior de Lenguas Modernas de la Universidad de Cádiz a la organización: es un placer trabajar con profesionales así. Y, siguiendo con la pregunta, una característica que nos define en Enele es que nos gusta escuchar a la “gente enelista”, que es como llamamos a las personas que acuden a este encuentro. Los enelistas nos propusieron que debíamos cambiar el formato de pocos módulos
largos a varios talleres cortos. También nos sugieren cada año los temas que les interesan. Por eso, por ejemplo, este año viene Fran Herrera para hablarnos de gamificación y storytelling, Concha Moreno con la Gramática o Edi Carrascal con la aplicación de las artes escénicas en la enseñanza de segundas lenguas. Y es que cada edición de Enele es especial y única: la gente enelista la hace así y no debe estar mal cuando hay quien repite desde el año 2015…

Jane Arnold, coordinando una dinámica de grupos en Enele 2016

Los factores afectivos son siempre una constante en cada edición de Enele. ¿Por qué son importantes en la enseñanza de ELE?
Se ha investigado mucho sobre la importancia de los factores afectivos en la enseñanza. De hecho, en Enele 2017 tuvimos como ponente al doctor Francisco Mora Teruel que ha escrito sobre la evidencia desde las neurociencias del papel que tiene lo afectivo en el aprendizaje. En mi propia experiencia como profesora he comprobado que a medida que iba incorporando más atención a los factores afectivos, mis clases funcionaban mejor. En general podemos decir que hoy tenemos un modelo de enseñanza centrado en el alumno pero hace años Earl Stevick nos dijo que el docente es en un sentido la figura central en una clase porque es quien
crea una buena atmósfera en el aula y muchos de nuestros ponentes ofrecen ideas para conseguirlo. Además, cada vez se va dando más lugar a lo afectivo en el aprendizaje de lenguas y son un pilar fundamental en las políticas educativas de Language and Cultural Encounters (LCE) donde soy directora académica.

Además de la reflexión sobre la profesión docente como objetivo en todas las ediciones de Enele, lleváis varios años incluyéndola en un taller específico. ¿Por qué es tan importante para ti la reflexión?
La reflexión es una de las claves para el proceso de enseñanza/aprendizaje. Muchos días salimos de clase con la sensación o la certeza de que algo no ha funcionado. En este sentido, y aunque compartir esa frustración con colegas resulte muy útil, es importante pararnos a pensar qué es lo que no ha funcionado, por qué y cómo solucionarlo. Y para ello existen metodologías, herramientas… que debemos conocer y poner en marcha. El año pasado nos acompañó Begoña García Migura de ELE Lovaina y este año será Olga Esteve de la Pompeu Fabra quien con su taller Indagando en nuestras aulas: La indagación como herramienta de un desarrollo profesional realista nos acerque a esta forma de entender el desarrollo profesional docente. Y, para terminar con el tema de la reflexión en Enele, no podemos olvidar que en todo este proceso reflexivo el trabajo conjunto con otros compañeros ayuda
muchísimo. Este año se han inscrito profesores de trece nacionalidades que dan clases en Argelia, Bélgica, Canadá, China, Colombia, EE. UU, Finlandia, Francia, Italia, Kenia, Malta, Marruecos, México, Polonia, Reino Unido, República Dominicana, Senegal y, claro, en España. Tenemos mucho que aprender de nuestros colegas…

Y para acabar, ¿por qué recomienda Jane Arnold acudir a Enele 2019 y dónde hay que inscribirse?
Aún quedan plazas, pero tengo que decir que Enele está pensado para un número limitado de asistentes ya que la atención que el equipo organizador les presta, las dinámicas, el programa cultural, la generación de una comunidad… no sería posible en un grupo muy grande. Por eso lo limitamos a un máximo de 35. Con esto he respondido en parte a la pregunta de “por qué recomiendo Enele”. También animo a venir por el prestigio de los ponentes y la utilidad práctica de los temas que se abordan en los diferentes talleres: con ellos no solo vamos a renovar conocimientos sobre nuestra docencia y reciclarnos, sino que también podremos reflexionar de manera crítica sobre nuestra profesión y fortalecer la ilusión y la motivación con nuestro trabajo. Se forma allí una comunidad de aprendizaje donde compartir experiencias docentes con profesores de todo el mundo y adquirir muchas herramientas, ejercicios, ideas… para llevar a nuestras aulas o fuera de ellas. Y, por último, pero no menos importante, una de las razones para acudir a Enele es Cádiz: sus playas, sus suaves
temperaturas, su historia, su cultura, su gastronomía, sus vinos, su carnaval… también están presentes en el programa cultural. Participar en este encuentro y estar en Cádiz esos días es un merecidísimo premio a todo un año de trabajo, así que animo a los lectores del blog de FEDELE a inscribirse cuanto antes.

Jane Arnold impartirá junto a José Manuel Foncubierta el taller «Del 20 al 21, cosas del ayer significativas en la clase de hoy» en Enele 2019
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú